El Ámbar báltico tiene intensas conexiones con la Tierra y es una piedra que asienta las energías superiores.

El Ámbar báltico es una gema poderosa, sanadora y limpiadora que aleja las enfermedades del cuerpo así como limpia el entorno y los chakras. Absorbe las energías negativas y las transmuta en positivas.

Psicológicamente aporta estabilidad a la vida, pero también motiva, vinculando el objeto del deseo con el impulso para conseguirlo.

Mentalmente estimula el intelecto, despeja la depresión y favorece un estado mental positivo. Aporta equilibrio y paciencia.

Espiritualmente, el Ámbar báltico ayuda a ser más altruista a la vez que aporta sabiduría.

A nivel físico, el Ámbar báltico es un poderoso limpiador y sanador para los chakras.

Lleva siempre un Ámbar báltico puesto durante largos periodos de tiempo, especialmente en la muñeca o en la garganta para protegerte de energías negativas.

El Ámbar báltico es una resina orgánica fosilizada, por lo que no es ni piedra, ni cristal. Es una gema que encontramos prolíficamente en los yacimientos de la región Báltica, en República Dominicana, México, que posee uno de los yacimientos más importantes a nivel mundial en Chiapas y España con sus yacimientos en Cantabria,Teruel y Burgos.