Este mineral es una piedra de coraje. Sus energías calmantes reducen el estrés y relajan la mente. Armoniza su entorno y protege contra la contaminación mental.

Psicológicamente, el Aguamarina, es afín a las personas sensibles, tiene el poder de invocar la tolerancia de los demás. Calma la mente, retirando los pensamientos accidentales además de aliviar los miedos e incrementar la sensibilidad.

Espiritualmente agudiza la intuición y provoca clarividencia. Es fantástica para meditar, proteger el aura y alinear los chakras, teniendo a su vez mayor afinidad con el chakra de la garganta. El Aguamarina es un berilo y los principales yacimientos se encuentran en Brasil, Madagascar, Australia, África, Pakistán y España . Conoce nuestras exclusivas joyas elaboradas con esta gema en sus diferentes colores y atrae a tu vida sus poderes.