Propiedades curativas

Si bien el ámbar no es un tratamiento por sí solo, está visto que debido al ácido succínico ayuda a mejorar ciertos malestares o problemas físicos. Es una ayuda alternativa que tiene efectos benéficos sobre los órganos internos , fortalece las membranas mucosas y favorece la revitalización y regeneración de los tejidos. Y lo mejor es que no hay efectos secundarios de qué preocuparse, ya que es un remedio 100% natural.

Se utiliza comúnmente para:

Problemas Respiratorios y de Garganta:

  • Catarros
  • Inflamaciones de Amígdalas
  • Alergias
  • Asma
  • Bronquitis

Afecciones Bucales:

  • Dentición en bebés
  • Muda de Dientes permanentes en niños
  • Caries
  • Gingivitis
  • Encías sangrantes
  • Hipersensibilidad

Afecciones cerebrales y del sistema nervioso:

  • Epilepsia
  • Estados Convulsivos
  • Ayuda para la memoria
  • Migraña
  • Tics nerviosos
  • Ansiedad
  • Parálisis parciales
  • Fatiga Crónica

Padecimientos del Aparato Digestivo y Urinario:

  • Disturbios gastrointestinales
  • Ulceras
  • Problemas de Reflujo

Problemas Circulatorios:

  • Hemorragias nasales
  • Várices
  • Taquicardias
  • Arritmias cardiacas

Estrés:

  • Dolores de cabeza
  • Tensión muscular: nuca, espalda

Problemas óseos y de articulaciones:

  • Reumatismo
  • Artritis
  • Osteoartrítis
  • Columna Vertebral

Dolores:

  • Menstruales
  • De garganta
  • Musculares
  • Dolores crónicos

Fiebre

Oído:

  • Sordera
  • Síndrome del túnel carpiano

Órganos Internos:

  • Complicaciones de la vejiga
  • Cólicos Hepáticos y Renales
  • Vesícula biliar
  • Bazo
  • Tiroides

Alteraciones de los órganos femeninos:

  • Endometriosis